LISTADO DIVINOS ROLLOS
DE LA DIVINA VIRGINIDAD DE LA SANTíSIMA MADRE OMEGA.-
Sí hijito; sé como tú lo sabes, hablar de una divina Madre, es pecado mortal; sí hijito, la divina virginidad es divina ley que sólo le pertenece a la divina criatura; la más elemental divina educación censura, el atreverse a violar derechos tan íntimos de la divina individualidad; que ni tu divino Padre Jehova, se atreve a tocar; sí hijo divino; así es y así ser por los siglos de los siglos; significa hijito, que todos los que han hablado de la divina virginidad, con maldita ironía ó burla, maldecirán mil veces haberlo hecho; sí hijo divino; así es; dignos de lástima serán; como igualmente aquéllos que han violado la divina virginidad; porque de ellos será el llorar y crujir de dientes; sí hijo divino; así es; verguenza infinita, sentirán las llamadas religiones, que han hecho de este divino tema, discusión pública; se han tomado atribuciones, que no les corresponde, en la divina búsqueda de la divina verdad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todas las madres de la Tierra, han sido avergonzadas, en su divina virtud; sí hijo divino; escrito está que lo que es del Padre, lo es también de los hijos; y quien ofende a la Santísima Madre Solar Omega, ofende con ello a todas las divinas mujeres; pues todos tenemos una divina madre; sin ella, nadie tendría la experiencia de la vida material; necesaria para todo espíritu; pues sin la divina experiencia del infinito universo expansivo pensante, nadie llega a mi divina morada; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todos los hombres amantes de la maldita fuerza, deben dejarla; pues ello rebaja a una divina Madre; pues todas las mujeres de la Tierra se unirán y gobernarán en el planeta Tierra; pues mis divinas leyes son para que todos tengan iguales derechos; tanto hombres como mujeres; el maldito ejercicio de la maldita fuerza de parte de los hombres, ha sido la mayor barrera, conque mis hijas terrestres, han sido degradadas; quitándoles todo el divino derecho, que por ley natural les corresponde; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; tú, hijo divino; pondrás la divina justicia en su lugar; pues la divina palabra Omega, significa en divinas Ciencias Celestes, la mejor amiga; el divino fín que tiene todo pleito humano; pues sólo injusticias, se esperan de una filosofía que sólo busca su propio bienestar; sin importarle, si los métodos de que se vale, son justos ó nó; sí hijo divino; el amor creado por esta filosofía, no es amor ante tu divino Padre Jehova; pues descansa en una maldita filosofía, que no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; es sólo una ilusión de amor; pues ella está medida y calculada, por la cantidad, la materialidad pasajera; y esta clase de amor, no alcanza a mi divina añadidura; pues es sólo interés, egoísmo, envidia, y hasta crimen; mi verdadero amor es eterno; amor salido de la luz; del divino espíritu; este divino amor, es el divinamente enseñado, por mis Sagradas Escrituras; pues ellas no enseñan enriquecerse, al grado de olvidar mi divino amor; no enseñan por lo tanto, la maldita división de mi divino rebaño; cuya causa maldita es el maldito dinero; te digo maldito dinero, Hijo Primogénito, porque el bendito dinero se gana con el sudor de la frente; se gana con el divino trabajo; no se debe ganar explotando el dinero; porque eso atrae, a la maldita ambición; explota despiadadamente a mis divinos obreritos; es por eso hijo divino, que el maldito materialismo-capitalismo, juzjado será; porque no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; y de raíz será arrancado; es por eso, hijo divino, que fué divinamente escrito, que sólo llorar y crujir de dientes tendrán, los adoradores de la maldita ciencia del bién; que no han trepidado, en comerciar con mis divinas leyes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo escándalo de estos falsos adoradores de la ciencia del bién, hará estremecer al mundo divino del infinito arrepentimiento; lágrimas de sangre llorarán; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; así fué escrito, por siglos y siglos; y así serán juzjados los malditos escandalosos; pues te diré hijo divino, que toda criatura que haya mostrado un mínimo de la divina intimidad del divino cuerpo, maldecida será; pues la maldita moda, que olvida mis divinos Mandamientos, no entra en el Reino de los Cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijo divino; así es; tal como te lo he puesto en tu divina mente; las tendencias escandalosas del espíritu humano, no entran a los reinos celestes; pues ello contagiaría a mis divinos ángeles que sólo conocen la divina filosofía de los niños; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijo divino, que no permito el maldito escándalo en ninguna de sus formas; pues todas las modas que escandalicen mi divina moral, cortadas serán de la infinita galáxia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda mujer que se haya mostrado desnuda al mundo, maldecirá mil veces haber nacido; con ello rebaja la divina virtud de la santísima Madre Omega; pues ella juzjará a cada mujer pecadora; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; significa que tu Santísima Madre Omega, delegará en tí, la divina misión de juzjarlas; pues es tu divina gloria, de divino Primogénito y de divino Padre Solar; sí hijo divino; así es y así será hasta la divina llegada de la Nueva Era; significa que por mi divina justicia, se destruirán millones de hogares; que sólo practicaban el amor hipócrita; el amor falso del mundo; el maldito amor interesado, propio de la ciencia del bién; el maldito amor de los malditos reyes, de los ricos del mundo; de los que sólo les importa su propia y pasajera comodidad; los que son insensibles, al dolor de mis humildes hijos; sí hijo divino; de ellos será el llorar y crujir de dientes; porque sabían que había que ser humilde y honrado; sabían que el Padre Eterno está en todas partes; sabían que habría un divino juicio; sabían que tú tendrías que volver hijo divino; sí hijo divino; por siglos y siglos, se viene enseñando, que adorarás a tu Creador por sobre todas las cosas; sí hijo divino; así es; maldecirán mil veces haber despreciado un divino segundo de tiempo perdido en vanidades; en orgías; en fastuosas fiestas; en malditos caprichos; propios de la ambición; sí hijo divino; así es; mientras que mis divinos niños pobres, no tenían un mendrugo de pan; mientras que estos demonios encarnados, preferían botar los divinos alimentos; sí hijito ¡¡ciertamente te digo, que maldecirán los tales ser hijos de la maldita abundancia terrestre!! maldecidos serán hijo divino; pues no cumplieron con mis divinos Mandamientos; sí hijito; se estremecerán los universos infinitos, ante el llorar y crujir de dientes, de los que fueron grandes en la Tierra; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que nadie será indiferente, ante el dilema que se le presenta; pues es su propia felicidad espíritual, la que está en la divina balanza; es la propia eternidad del espíritu, la que está en divina tela de juicio; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda ley humana, desaparecerá; quedando sólo, mis divinas leyes solares; las mismas que reinaban en las infinitas dimensiones del pasado terrestre; de mucho antes de la maldita llegada, de los malditos dioses faraones; sí hijo divino; así es y así será hasta la divina consumación de los siglos; sí hijito; te he leído una vez más, tu divina mente; al decir yo, tu divino Padre Jehova, del polvo eres y al polvo volverás, significaba que el espíritu humano salió de la materia inteligente; salió de una microscópica motita de polvo; tan pequeñita, que ningún instrumento humano, puede verla; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; te he adelantado una divina añadidura instantánea; esta divina motita terrestre, era de una divina antiguidad, que jamás podrá calcularla, mente humana alguna; sólo te diré hijito, que cada granito de tierra, corresponde a otras infinitas criaturas; que viven su propio espacio y tiempo; y su propia filosofía; y tienen su propia historia planetaria; sus propios divinos redentores ó divinos dioses solares; sí hijo divino; así es; la divina motita de la que salió mi divino pueblo elegido, se transformó, en divino polvo cósmico; pues toda divina morada, tiene su propia y divina dimensión; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa hijo divino, que en toda divina eternidad, se conjugan espíritu y materia; la que a su vez, también es una divina hijita pensante; pues mis divinas leyes, dan la misma divina oportunidad, de nacer de nuevo; de reencarnar de nuevo; de progreso eterno; pues cada vida humana, corresponde a un divino ciclo de tiempo, espacio, y divina determinada filosofía; pues la divina eternidad de cada espíritu, está divinamente dividida, en infinitos naceres; en infinitas individualidades humanas; hasta terminar en una divina individualidad solar, de infinita sabiduría; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todos los espíritus humanos del pasado, volverán a la vida, y se reconocerán unos a otros por los divinos sentimientos del espíritu; pues exsiste el divino amor que sólo se entiende por divina intuición individual; esto significa hijo divino; que nacerá un divino amor entre mis hijos, que no tendrá en sí mismo, el maldito gérmen del egoísmo; azote de la humanidad terrestre; será un divino amor, que lo irá acercando a un futuro estado angelical; estado divino, que jamás habría de llegar, por la maldita influencia de la maldita filosofía materialista; cuyo poder es sólo temporal; pues escrito está, que la humanidad terrestre fué divinamente advertida, que no probara del fruto de la ciencia del bién; pues las leyes del materialismo, no acercan a mi divino rebaño hacia la divina luz, de mi divina morada; al contrario; lo alejan; pues olvida mis divinas leyes de humildad; la divina ley de la humildad, pone en divina armonía a mis hijos, con las divinas leyes del infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa Hijo Primogénito, que ningún materialista, será divinamente resucitado; pues su propia filosofía que alimenta, le hace deudor de las infinitas inteligencias, que mantienen el infinito universo expansivo pensante; ellas, las divinas inteligencias, en su divino libre albedrío, no aceptan pactos, ni jamás lo harán, con espíritus que han violado la divina ley de amor; los divinos querubínes del amor, les impiden ser rejuvenecidos por amor; pues ellos leen toda mente; siempre la han leído; pues ellos presencian a cada divino instante, el divino nacimiento de cada espíritu; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijo divino; así es; tal como lo vienes presenciando a diario, en tu divina mente, así surgen a la vida material, los espíritus humanos; son divinas leyes solares, que le paralizarían el corazón, a otro espíritu, que no seas tú, hijo divino; son divinos soles, que divinamente, te abren sus puertas; pues escrito está, que la Santísima Trinidad, está en todas partes; pues las divinas palabras de: Tres puertas al norte, tres puertas al sur, tres puertas al este, tres puertas al oeste, significan que la Santísima Trinidad, está, en todo divino círculo solar; pues la divina triceptación del divino ángulo recto de 90°, es divino producto, del divino círculo solar Omega; la divina individualidad del hijo del hombre, se transforma en divina individualidad de hija mujer; esto es, pasando por infinitas dimensiones de planetas; pues cada divina exsistencia reencarnada, corresponde a nacer de nuevo; corresponde pasar de la divina lumbrera mayor, a la microscópica é invisible morada carnal-vegetal; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que deseas saber un divino término; te lo explicaré: Al decirte hijo divino, morada carnal-vegetal, quiero decirte, que mis hijos del universo expansivo pensante, no deben comerse unos con otros; no deben violar mi divina palabra; pues todos los hijitos de sabiduría inferior, han reencarnado, también para llegar a ser ángeles; pues la criatura humana, también fué un divino animal; reencarnó en infinitas especies, que muchas de ellas, están yá extinguidas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que te duele el término animal; tienes infinita razón hijito; esto se debe, a que ya, te comunicas por divina telepatía con ellos; sí hijito; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que ellos te cuentan su divina vida; sus injusticias; pues ellos sufren, lo que ningún ser humano sufre; pues nadie les hace justicia, en su divina reencarnación; más, todo aquél que haga sufrir a estos hijitos, maldecirá mil veces haberlo hecho; todos estos demonios deberán rendirme divina cuenta; de la maldita crueldad, que tuvieron para con ellos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda hembra humana deberá rendir divina cuenta, del divino pudor; pues escrito fué, que todo el que escandalizare mi divina ley de divina moral, de los tales será el llorar y crujir de dientes; sí hijito divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo maldito escándalo, producto del sistema de vida materialista, arrancada será del planeta; y los culpables maldecirán el dinero; y a sus malditos creadores; maldecirán a sus padres; y éstos también a sus padres; agonía espíritual tendrán estos infelices; pues repudiados serán por mis divinos hijos; que no han hecho escándalo de mi divina palabra; sí hijo divino; así es; ¡¡que escenas de divino arrepentimiento!! ¡¡cuantos suicidios!! ¡¡cuanto llorar y crujir de dientes!! será algo, hijo divino, que jamás vieron ojos humanos; pues todos los grandes del mundo serán divinamente juzjados por mi divino poder; avisados estuvieron, que había que ser humilde; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; significa que todo divino código de gobierno y divina justicia terrestre, cortados serán, de mi divina galáxia; pues son filosofías, ajenas a mi divina ley de igualdad y de amor común; contradicen mis divinos Mandamientos; no son árboles plantados por tu divino Padre Jehova, y es por eso que serán cortados en la divina evolución humana; pues estas filosofías de injusticias, hacen retroceder a mis hijos del universo material; sí hijo divino; así es; cuando se pide divina reencarnación, es precisamente para avanzar, en divino conocimiento, en la eternidad del mismo espíritu; y es así, que el demonio se mete en mis divinas leyes; en el planeta Tierra, se ha valido del dinero, y su maldita filosofía; exsisten infinitas clases de materialismo; todas serán juzjadas, según la divina intención que tuvieron, para con mis divinos rebaños, repartidos, por el planeta Tierra; sí hijo divino; así es; tal como te lo imaginas; todas las divinas patrias, son mis divinos rebaños; el maldito dinero, ha dividido mi rebaño; pues el demonio divide, lo que el Señor unifica, con sus divinas y Sagradas Escrituras; mi divina palabra unifica al mundo, en una sola divina Filosofía; un sólo divino símbolo; y un sólo divino porvenir ó divino futuro destino; mi divina palabra es divina comunión entre la divina materia y el divino espíritu; mi divina palabra, representa la divina filosofía de los niños; la misma que reina, en mis divinas moradas, del infinito universo material; pues un divino niño, no es ambicioso ni explotador, como lo son los hombres, que gobiernan el maldito dinero; los divinos niños, limpios son, de las maldades del mundo; pues escrito fué, que todo limpio de corazón, primero es en mi divina morada; las divinas puertas del cielo, se abren ante toda divina criatura pensante, que nada malo haya hecho en su mundo material; pues sólo la divina pureza, se constituye, en divina luz de eternidad; todo hombre, hijo divino, debe cultivar la divina alegría de los niños; debe tratar de cultivar un carácter de niño; no debe dejarse influenciar por las tribulaciones pasajeras; que más querría el demonio; pues todos los sinsabores que sufren mis divinos hijos en particular, son malditas consecuencias, de la maldita filosofía, de explotación del hombre por el hombre; cuyo dios es el dinero; y cuyo ejecutor es el demonio; sí hijo divino; así es y así será hasta el divino año del 2001; pues escrito fué, que la maldita roca del egoísmo humano, no pasaría los divinos 2000 años terrestres; y es por eso, que fué divinamente escrito, que ninguna criatura, que haya vivido en la filosofía de rico, entraría en el Reino de los Cielos; pues esa maldita filosofía, es divinamente desconocida, en mi divina morada; sí hijo divino; así es y así será hasta la total desaparición, de todos los malditos árboles filosóficos, que no ha plantado tu divino Padre Jehova; sí hijito; los divinos querubínes del universo expansivo pensante, sólo obran por divina acción filosófica pensante; sus divinas vibraciones, viven en divina armonía, con todas las divinas mentes, de los infinitos mundos; es por eso, que ningún terrestre pecador, ó violador de mi divina palabra, puede entrar en mi divina morada; pues la divina justicia se adelanta, a la eternidad misma; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que ninguna idea humana salida de la roca del materialismo, perdurará en este planeta Tierra; sólo perdurarán, las divinas leyes, enseñadas por el divino Consolador; que son las mismas Ciencias Celestes; sí hijo divino; así es y a así será por los siglos de los siglos; esto significa que sólo debe recordarse y hasta cierto punto, alabar el divino contenido filosófico, de cada guía espíritual del mundo; jamás debe adorarse la divina individualidad; pues eso constituye, la mayor idolatría; pues, malditos fueron los dioses faraones, del pasado terrestre, por auto-adorarse; y por levantar las malditas pirámides; símbolo maldito, de sus malditas ciencias ocultas; sí hijo divino; así es; tal como lo has pensado divinamente; las iglesias y catedrales lujosas, que pueblan en este planeta, cumplen el mismo maldito papel, que tuvieron las malditas pirámides faraónicas; pues mis divinas leyes de justicia divina, son iguales para todos mis hijos; sea la época que sea, en que ellos vivieron, en divina prueba de divina reencarnación; pues la vida material de un planeta, es sólo un divino suspiro, frente a la divina eternidad, de tu divino Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijo; así es; la iglesia católica es la causante de la caída del Occidente de tu planeta; pues no hizo cumplir ni para ella misma, mi primer y divino Mandamiento, que dice: Amarás Señor por sobre todas las cosas pero, la maldita roca del egoísmo humano, sólo ha conquistado un maldito poder material; explotando la divina fé de mis hijos; sí hijito; es espantoso, lo que le espera; pues por ella, se escribió el divino llorar y crujir de dientes; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; el demonio se introdujo en esta maldita secta, desde hace ya siglos; pues desde el momento que los hombres soberbios empezaron a coronarse, empezó el dolor moral, para toda la humanidad; pues el primer maldito rey, transmitió, para el resto de los hombres, la maldita adoración de la divina individualidad; pues escrito está, en mis divinas escrituras, que nadie debe engrandecerse más que el Creador infinito; es por eso hijo divino, que todos los divinos profetas y mensajeros celestes, fueron humildes; hasta tú, hijo divino; pedistes una divina reencarnación de humildad; pues eres obrerito; como en el pasado terrestre, cuando reencarnastes, en el divino Jesús de Nazareth; sí hijo divino; así fué y así será por los siglos de los siglos; la maldita iglesia católica es maldita por falsear mi divina palabra; yo, enseñé que el más grande monumento, que criatura alguna pueda levantarme, es hacer de su vida, el ideal perfecto del trabajo; pues mi divina ley manda trabajar; y no explotar; como lo hace esta maldita secta; que comercia con la divina fé, de mis humildes hijos; sí hijo divino; primera de todas, será juzjada; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la maldita roca del egoísmo humano, no se imagina que de un humilde, sale su propio juez; sorprendida será; tan sorprendida como la divina sorpresa que causa un ladrón de noche; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los divinos acontecimientos, se sucederán, unos tras otros; pero en ninguno participará la gran ramera; la gran bestia; las malditas rocas de toda clase de egoísmos humanos; sí hijito; en una palabra, no participará de mi divina gloria; ninguno de los que se han proclamado, grandes del mundo; empezando por los malditos dioses faraones; pues estos demonios, crearon el maldito materialismo terrestre; y divina cuenta rendirán; cuando sean llamados, en el divino año 2001; en la divina resurrección de toda carne; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la ciencia terrestre, se confundirá toda; y llegará a la divina conclusión, que nada sabía; pues ningún conocimiento humano proporciona, la divina y ansiada eternidad; sí hijo divino; así es; espantados y maravillados quedarán, cuando te vean abrir las divina aguas, del océano terrestre; jamás han imaginado hijo divino, que tú estás entre ellos, desde tu divino nacimiento; que todo lo observas; que todo lo anotas en tu divina mente; que ya tienes divinamente identificados, a los demonios, que perturban la divina paz del mundo; sí hijo divino; así es y así será por lo siglos de los siglos; significa que todas las divinas religiones desaparecerán; pues, si bién mis divinos hijos buscan la divina verdad, la causa por las que se crearon las iglesias, fué una maldita y mala interpretación de mi divina palabra; por parte de la gran ramera; osea, la llamada iglesia católica a la que llamo, por su falta de divino amor, hacia mis humildes hijos, la maldita roca del egoísmo humano; sí hijito; te he leído una vez más, tu divina mente; así es; quien bendice en mi santo nombre, las malditas armas, no siente amor, hacia mis humildes hijos; pues todo el mundo sabe, que por las malditas armas, se matan mis inocentes hijos; sí hijo divino; la maldita secta vaticana, lágrimas de sangre llorará; maldecirá, mil veces, haber engañado al mundo; pues escrito está, que quien abuse de mis humildes hijos, juzjado sería, por el divino Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo maldito comercio de mi divina palabra, dejará de serlo; pues nadie se resiste a mi divina palabra; cuando ésta, ha llegado a determinado planeta; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa, que toda criatura humana, estudiará mi divina palabra, como jamás fué estudiada antes; pues todos querrán ser salvos; nadie querrá desperdiciar el divino tiempo ni el divino espacio; sí hijito; así es; el divino espacio y el divino tiempo, juegan un divino papel, en la divina eternidad de cada uno; pues nadie lo ha sospechado, ni remotamente; a pesar que a diario se disfruta de ellos; sí hijito, así es; cuando escribamos el divino tema de como surgieron a la vida, el divino espacio y el divino tiempo terrestre, las criaturas humanas, se darán cuenta, muchas de ellas con lágrimas en sus ojos, de la divina pérdida de tiempo en cosas vanas y mundanas; y verán que el haberse usurpado espacios, en demasía, les acortará su propia y futura eternidad, en divino viaje galáctico, a mi divina morada; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que yá, tu Santísima Trinidad, algo te ha ilustrado, sobre este divino tema; al referirme hijo divino, al divino espacio, me refiero, a la maldita usurpación de la divina tierra; pues cada uno de mis hijitos, tiene el divino derecho, a descansar en su divino polvo; sí hijo divino; así es; malditos serán, los que se hayan apoderado, de tierras ajenas; pues así como han quitado, así también les será quitado; así como también les será quitado la divina eternidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; ¡¡pobres de aquéllos, que se han dejado dominar por la maldita usura!! de ellos será el llorar y crujir de dientes; pues escrito está, que a divino juicio serán llamados; sí hijito; sé que estás divinamente pensando, en los demonios que azotan a tu divina patria chilena; sí hijito; no quedará ninguno; pues tú mismo hijo divino, los maldecirás; pues los demonios de la derecha, son los malditos verdugos, que por tres siglos, ha venido soportando, el rebaño chileno; tres siglos de dolor; tres siglos de maldita injusticia; sí hijito; escrito estaba, que por la maldita filosofía de estos demonios encarnados se dijo: Que no sepa la bendita izquierda, lo que hace la maldita derecha; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues no deseo hijo divino, que mis hijos del divino trabajo obrero, se contagien, con la maldita filosofía de los ricos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; además hijo divino, ningún usurero más gobernará, al divino rebaño chileno; toda la maldita derecha, maldecida será; y vagará por el mundo; pues por ellos y para ellos, se escribió el divino llorar y crujir de dientes; sí hijo divino; así lo quiere mi divino libre albedrío; el divino Congreso Chileno, será divinamente constituído, por mis hijitos del divino trabajo; por mis divinos obreritos; los únicos que deberían haber gobernado, al divino rebaño primogénito; es decir que primero están los humildes, y jamás los que se constituyen superiores a ellos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; así es; esta divina justicia lo es también para todas las demás patrias; para todos los divinos rebaños; pues mis divinas leyes, lo son para todos iguales; sí hijito; así será juzjado el maldito materialismo; yugo del planeta Tierra; sólo un divino padre solar, puede hacerlo; pues la maldita filosofía del materialismo, sólo descansa en un maldito capricho pasajero; el que ha creado una falsa forma, de la divina eternidad; sí hijo divino; así es; la única causante del dolor humano, es la maldia secta vaticana; atrasado tiene al mundo terrestre, en veinte divinos siglos; sí hijo divino; así es y así será, hasta la total divina justicia, de este maldito árbol filosófico; que de raíz será arrancado; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijo divino; así es; en tu divina patria chilena, se creará, el Primer divino Congreso de Obreros; pues lo será por mandato divino; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina orden, se propagará, a todas las naciones; pues escrito está, que el proletariado será mi divino rebaño; pues, de mis humildes obreritos explotados, saldrá la divina filosofía, que reinará, en la divina tierra nueva; donde manará leche y miel; sí hijo divino; así lo quiere tu divino Padre Jehova; y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; sé que estás divinamente conmovido; sé hijito, que desde hace muchos años, esperabas este divino instante que se aproxima sobre tu explotada patria; sí hijito; así es; he elegido a esta patria, porque ha sufrido en silencio, la maldita explotación, de un águila, que nunca se llena; pues le llegó la divina hora de rendir divina cuenta, vencida será por el divino corderito de la divina pureza solar; pues el mismo divino corderito, venció al maldito padre del materialismo terrestre; venció al maldito león faraónico, en el pasado terrestre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de de los siglos; sí hijito; veo que vas de sorpresa en sorpresa; te prometí hijo divino, que todo lo sabrías; pues el águila que nunca se llena, representa al rebaño Norteamericano; donde satanás gobierna, en las divinas mentes de un grupo de ricos; que nada les importa, el divino libre albedrío de mis hijos; pues, atropella, la divina soberanía de mi divino rebaño; se cree un creador, como los que exsisten en los colosales soles; ni ellos ni tu divino Padre Jehova, se atreven a molestar a sus divinos hijos; escrito está, hijo divino, que quien haya atropellado al divino libre albedrío, maldecirá haber nacido; es lo que les sucedió a los malditos dioses faraones en el pasado terrestre; pues esclavizaron a mi primer pueblo elegido; pero se ganaron las tinieblas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; así será; los Estados Unidos de Norteamérica, se engrandeció en el polvito terrestre, y se achicó en el cielo; como se engrandecieron en el pasado terrestre, las llamadas potencias terrestres; más, ¿de qué les sirvió tanta grandeza pasajera? ¿qué herencia eterna han dejado al mundo? sí hijito; sólo han dejado un maldito orgullo nacional; un orgullo basado en la maldita fuerza; la misma maldita fuerza, que heredaron de los malditos dioses faraones; cuyo maldito símbolo fué el león faraónico; sí hijo divino; así fué y así es hasta el divino Juicio Final; la maldita fuerza, está también atrincherada, en las llamadas Naciones Unidas; pues no quedará piedra sobre piedra de ella; pues allí sólo impera el maldito interés material; la maldita águila tiene allí, a sus secuaces; pues en las Naciones unidas, no exsiste mi divino comunismo espíritual, no se cumple mi divina ley; sólo veo criaturas mundanas; que sólo persiguen honores y fatuosidades; falsa fé reina allí; están pasando el mismo período romano, cuando esta potencia, se corrompió por el exceso de comodidades, que les brindó su propia ciencia del bién; sí hijo divino; sé que estás viendo con tu divina mente, las malditas escenas de corrupción, de estos hijos rebeldes; sé que ves los maravillosos palacios y sus hermosas mujeres; nada escapa hijo divino, a tu divino poder mental; todo lo penetras; tanto en el pasado, presente y futuro; sí hijo divino; es tu divino premio, por haber permanecido humilde a tu divino Padre Jehova; en medio de un mundo, que ha caído, por su propio libre albedrío en las tinieblas; sí hijito; mi divina palabra se ha echado al olvido en esta divina dimensión; pues están fascinados por el maldito y pasajero materialismo, el que jamás les proporcionará la divina eternidad; sí hijo divino; así es; es por eso que se cultivan sus propias tinieblas; maldecirán mil veces, su propio sistema de vida; pues el verdadero y divino sistema de vida, lo enseñan mis divinas escrituras; sí hijo divino; así es y así será hasta que se pague hasta la última deuda, al Creador del infinito; la maldita secta vaticana, ha sido la perdición del mundo terrestre; en vez de enseñar el divino amor y la divina sencillez, se ha rodeado de un maldito misterio; se ha engrandecido en las malditas riquezas; no ha cumplido con mis divinos Mandamientos; pues, maldito ejemplo dá de ellos; sí hijo divino; así es; quebrarás la maldita roca del maldito egoísmo, que representa esta maldita secta; pues, escrito estaba, que sobre una roca de egoísmo humano, construiría mi divina Iglesia; pero ha fallado en su divina misión; la divina prueba de ello, está en la corrupción moral, y la injusticia material, que padecen mis inocentes hijos; más, has llegado tú, Hijo Primogénito, a colocar mis divinas leyes, en su respectivo lugar; que la maldita riqueza no te tiente hijo amoroso; y que la divina fama no te haga orgulloso; pues, si la maldita roca, me falló en mis divinos designios, no deseo que a tí te ocurra lo mismo; bién sabes hijo divino, que sólo a mí, tu divino Padre Jehova, le rendirás divina cuenta de tu divina misión; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; gracias infinitas divino y amoroso Padre Jehova; bendito y alabado seas por los siglos de los siglos; por siempre jamás.
Escribe: El Alfa y la Omega