LISTADO DIVINOS ROLLOS
ENTONCES JESUS FUÉ LLEVADO POR EL ESPÍRITU AL DESIERTO; PARA SER TENTADO POR EL DEMONIO.-
Significa que ni tú, hijo divino, escapastes a la divina ley que dice: Todo espíritu probado es; sí hijo divino así es: Las infinitas pruebas, son la sal de toda vida; pues sin ellas, no habría progreso alguno; la vida humana sería como la higuera seca; no daría ningún fruto filosófico; pues no habría mérito en nada; no se avanzaría hacia la luz eterna; que es tu divino Padre Jehova; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda criatura que pide probar el fruto de la vida material, debe hacerlo como una divina misión; pues al reencarnar todo espíritu divino trae consigo muchas obligaciones; que en mis divinas escrituras se denomina divina moral; pues sin ella, no habría progreso alguno, en los planetas tierras; de las divinas categorías de mundos de la carne; y entre estos mundos de la carne, se encuentran, la de los monitos humanos; que recién vienen levantándose del polvo; pues del polvo terrestre emergió; siendo su divina cuna el agua; sí hijo divino así es; el hombre tiene principio de microbio acuático; es decir que el agua, fué cuna de la Tierra; del agua salió el polvo terrestre; y la divina agua salió del divino fuego; y el divino fuego salió de los divinos rayos solares; sí hijo divino así es: Tal como lo leo en tu divina mente; los malditos dioses faraones, lo sabían; por eso empleaban la divina línea solar, en sus malditas vestiduras; era símbolo de eternidad; pues todo salió de las divinas lumbreras solares; y estos malditos, trataron de eternizarse, en los mundos materiales; sabiendo que escrito estaba, que los mundos materiales son pasajeros; son un suspiro frente a la divina eternidad; se creyeron con más poder, que su propio Creador; sí hijo divino así es: Fatal les resultó; pues sufrieron en carne propia, la divina parábola de la higuera seca; no dejaron ningún fruto para la humanidad terrestre; sólo un triste recuerdo de dolor y esclavitud, como jamás vió el mundo; satanás, los corrompió; ellos fueron y aún lo son, los más grandes sabios, que reencarnaron en la Tierra; más, la maldita ambición los perdió; querían esclavizar el universo; pero eso jamás será posible; pues el universo expansivo pensante, no se detiene jamás; y quien cree que lo domina todo, no domina nada; pues la divina realidad expansiva, lo hace volver a su propio punto de partida; es decir vuelve a mi divina morada, a rendir divina cuenta, de cuanto hizo en los lejanos mundos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; las criaturas de antiguidad galáctica como lo fueron los malditos dioses faraones, pueden pasar de mundo en mundo; de galáxia en galáxia sin volver a los divinos soles; pueden estar millones de siglos ausentes de ellos; pero tarde ó temprano vuelven a los infinitos soles; así les ocurrió a los malditos dioses faraones; ellos visitaron infinitos planetas tierras, esclavizando, a mis hijitos; la Tierra, fué uno de estos planetas; ellos llegaron cuando en la Tierra no exsistía aún el agua; todo era fuego; ellos viajaban en las naves plateadas, naves solares; pero de inferior categoría, a las naves que últimamente han visitado el planeta Tierra; sí hijito; son las mismas naves que mis hijos terrestres denominan platillos voladores; pero te diré, hijo Primogénito, que salvo unas pocas de ellas, los platillos voladores, han violado mi divina ley; cuenta rendirán de ello; pues también entre dioses de elevadísima sabiduría, se violan divinas leyes; aunque en el divino caso de ellos, otras son las leyes; pues otra es su divina psicología; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que en todos los confines del universo expansivo pensante, se viola la divina palabra del Señor; pues cada mundo, cada planeta ó morada, tiene sus propias Sagradas Escrituras; que son su verdadero y divino camino elegido por mis propios hijos; en divina virtud del divino libre albedrío; sí hijito; así es: Cada planeta se construye su propio cielo, según las propias acciones y divinas resoluciones, que el divino libre albedrío del planeta, haya resuelto tomar; sí hijito; así es, tal como lo leo en tu divina mente; el divino libre albedrío es la divina causa de cada Sagrada Escritura, de cada planeta; si determinado mundo, ha violado mi divina palabra, esa misma violación, tuerce su propio destino; constituyéndose en un mundo expiatorio; mundo donde llega la muerte; la que marca el fín de la respectiva expiación; sí hijo divino; así es: El planeta Tierra pertenece a esta categoría de mundo; pues está purgando, la divina desobediencia de su madre terrenal; la divina Eva, truncó el divino paraíso terrestre del pasado; su divina inocencia tenía cierta ilustración; ella sabía discernir entre lo bueno y lo malo; entre la divina sumisión y la maldita desobediencia; sí hijito así es: Ella fué tentada por engaño; fué una violación a mi divina ley de amor, que muy poco se sabe de ella; así lo he querido hijo divino, para que se cumpliera, lo que cada espíritu reencarnado prometió al divino Padre Eterno; trabajar y ganarse el divino pan, con el sudor de la frente; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; lo que sucedió en el divino paraíso terrenal recién ahora se sabrá; pues, escrito está que tú, hijo divino, deslumbrarías al mundo con tu divina sabiduría; pues yo, tu divino Padre Jehova, pondré infinita sabiduría en tí; sabiduría jamás igualada; pues tu Santísima Trinidad, extrae la divina sabiduría, de divinos y lejanos soles, que son de eternidades atrás; de mucho antes de la Tierra, y de mucho antes, de los actuales soles; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; este divino conocimiento es eterno; por algo se le denomina Ciencia Celeste; pues los padres solares, viven el divino tiempo celeste; y se transmiten el divino conocimiento solar, de sol en sol; es decir, este divino conocimiento te lleva hijo divino a conocer los divinos orígenes de los mundos, que pueblan, el infinito universo expansivo pensante; y ello constituye, la más fascinante y maravillosa aventura, que criatura alguna pueda disfrutar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijo divino así es: Tal como dice la divina parábola: Fuístes llevado por el espíritu de luz; es decir que tu divino ángel de la guarda San Luis te guió a cumplir tan divina misión; ó mejor dicho, tan divina prueba espíritual; fué un divino duelo entre los muchos que tuvistes, con satanás; tú, hijo divino, sabías siendo el divino Cristo, que todo el infinito universo era divinamente expansivo; sabías, que las riquezas terrestres, pasajeras son; que desaparecen ante mi divino universo infinito; esto no lo sabía satanás; de haberlo sabido no te habría tentado en ese sentido; la verdad es que el demonio, con toda su maldita sabiduría nada puede contra los divinos padres solares; siempre pierde ante ellos; y tú, hijo primogénito, eres uno de ellos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; satanás, hijo divino, también fué una lumbrera solar; pero su maldita jerarquía, no se iguala a tí; tú eres un divino Primogénito; eres después de tu eterno Padre Jehova; por lo tanto satanás, estará eternamente bajo tus pies; pues escrito está: Que a los pies; del Señor, te arrastrarás; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que el demonio ya no mandará en el planeta Tierra; pues llegó la divina hora, de la divina justicia; nadie escapa a ello; ni satanás; pues la Santísima Trinidad, todo lo vigila; y vé a satanás mucho menos, como el hombre vé con su microscopio al diminuto microbio; sí hijo divino; así es: Tal como lo ves en tu divina mente: ¿Qué ves hijo divino? veo, Padre amoroso, al demonio acorralado; lo veo luchar contra cuatro paredes; frente a cada pared, veo un universo de mundos y soles; Sí hijo divino; así es: Vé con espanto que ya no tendrá el poder en sus manos; vé que será llamado a mi divina morada, para ser juzjado; desde el mismo divino instante, en que engañó a la divina Eva, hasta tu divina revelación al mundo, como la divina reencarnación de Jesús de Nazareth; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; esto significa que toda la historia de fuerza del planeta Tierra, se derrumba ante tu divina presencia; que toda la maldita falsedad é hipocrecía de un mundo pasajero, desaparecen; ante la divina inocencia del divino corderito, de la pureza solar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina revelación, ya fué divinamente anunciada, por el divino padre solar y divino profeta Daniel; pues tenía al igual que tú, hijo divino, el divino Cantar de los Cantares; es decir, la divina telepatía; no la tuvo hijo divino, como tú la posees; él no era divino Primogénito; era un divino padre solar, de séptima categoría espíritual; esto significa que pertenecía al séptimo cielo, ó séptima galáxia del divino sistema galáctico Trino; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina posición de la Tierra, la escribiremos en capítulo aparte; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijo divino, que tu divina escritura provocará asombro en el mundo; y más asombro provocará tu divina aparición, como un humilde obrerito; sí hijo divino; sorpresa divina será; sorpresa, propia de un ladrón de noche; pues así fué divinamente anunciado; pues para los egoístas de la riqueza, les parecerá el fín de su mundo; me refiero hijito a que ninguno estará preparado para la divina justicia; te mirarán con cierto desdén; sí hijo divino; así será; pues comprenderán que ya no podrán seguir explotando al mundo; pues el mundo los despreciará; así lo quisieron ellos; pues a todos se les enseñó, que por sobre todas las cosas, por sobre todas las riquezas está el Creador de sus propias vidas; si ellos sufren por sus riquezas materiales, es por que han violado mi divina ley; han despreciado las riquezas espírituales; se han hecho acreedores a mi divina justicia; ellos, los llamados ricos, son también mis hijos; pero no deseo que mis hijos violen, ni la más mínima ley, de mi divina creación; jamás nadie ha quedado sin su castigo, y nadie ha quedado sin su divino premio; sí hijo divino; así ha sido y así será por los siglos de los siglos; significa que todas las clases sociales desaparecerán; puesto que el demonio del dinero derribado será; y con ello todos los organismos que han seguido con su maldita filosofía; pues escrito está, que árbol que no ha plantado tu divino Padre Jehova, de raíz será arrancado; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los árboles que tu divino Padre Jehova ha plantado, son todos amorosos; y ellos se encuentran en mis divinos Mandamientos; los cuales son para todos; puesto que mi divina justicia, lo es también para todos; es justicia universal; pues hasta los muertos serán divinamente resucitados para rendir divina cuenta, de lo que hicieron en sus respecticas exsistencias; sí hijo divino; así es; no es sólo la humanidad terrestre, la que será divinamente juzjada; sino que también infinitos planetas tierras; pues mi divina creación no se expresa en números humanos; se expresa en eternidades de infinitos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijo divino; así es; esto significa que dentro de cada planeta material, exsisten infinitos mundos microscópicos; con sus respectivas, Sagradas Escrituras; con sus respectivos redentores; con sus propios profetas; con su propio Juicio Final; me refiero hijo divino, al divino reino animal, mineral y vegetal; pues también de ellos es el Reino de los Cielos; en todas partes está el Señor; ellos lo saben; y con divino respeto esperan, hijo divino, tu divina llegada al mundo; pues mi divina creación es infinitamente expansiva; y mi divina añadidura lo es para todos igual; la Santísima Trinidad en todos está; nadie es desheredado; ni el más pequeño microbio; pues de ellos, nacen los gigantescos mundos; así nació la Tierra, de los espíritus humanos; sólo que la Tierra es menos que un grano de arena; en divina comparación con los gigantescos mundos del divinamente llamado macro-mundo; ó mundos mayores; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; son mundos, en los cuales la criatura humana no es tomada en cuenta; pues tendrían que mirarlo con enormes lupas; sí hijito así es; son las mismas divinas lupas, conque te miran tus divinos padres solares; sé hijito, que también los malditos dioses faraones te miraron con ellas; y sé que fueron divinamente derrotados por tu divino corderito; sí hijito divino; así fué y así lo verá el mundo, por siempre jamás; sé hijito que deseas en tu divino libre albedrío dar a conocer al mundo tus divinas pruebas espírituales; para que el mundo conozca como obra satanás; y para que esté avisado; para no ser soprendido, por un enemigo que se mantiene oculto en sus propias tinieblas; sí hijito; lo haremos; pues escrito está que todo se sabrá; desde todo principio hasta todo fín; pues eres el Alfa y la Omega de mi divina creación; eres el principio y el fín de toda criatura pensante; pues cada infinito padre solar, posee su propia y divina consigna galáctica; pues cada creador de su propia creación, libre albedrío tiene de guiar su propio rebaño; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito que te ha llamado la atención, de que te diga creadores; en divina circunstancia, de que sólo hay un sólo Creador; sí hijito; así es: A todos mis hijitos, sin excepción alguna, les transfiero mi divino poder; son las divinas lumbreras solares, mis hijos mayores de la galáxia Trino; son los que cumplieron mi divino mandato; cuando tu divino Padre Jehova dijo: Hágase la luz y la luz fué hecha; sí hijo divino; así es; en ello estuvo el divino punto de partida del divino tiempo y espacio materiales; los padres solares, en cantidades infinitas, crearon y aún crean, infinitos espacios y tiempos; entre ellos, el de la Tierra; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina luz, es la divina filosofía, de cada lumbrera solar; y ella abarca a todas las demás; es decir, es la luz de todas; pues en ello está, la divina individualidad, del respectivo sol creador; y esto significa que toda herencia se transmite a los hijos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es decir que cada padre solar, es guía de su propio rebaño; ellas, las divinas lumbreras solares, cumplen distintas leyes, a la criatura humana; pues la divina cantidad de divina electricidad pensante en un divino sol, es inmensamente mayor, a la contenida en un ser humano; la diferencia, hace la divina superioridad espíritual; pues a mayor divina electricidad; más cerca se encuentra, la criatura, de mi divina morada; pues, la Santísima Trinidad, se expresa en el divino trabajo; en la divina acción de cada uno; en el divino mérito que se ganó cada cual; pues todo trabajo ejecutado por la criatura, en su respectivo planeta, se transforma en divina electricidad; la que rodea, a su propio cuerpo físico; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es así como lo piensas hijo divino: Todo mi universo expansivo pensante, está divinamente saturado de divino magnetismo solar; el magnetismo, asume infinitas formas; puede ser gravedad, espacio, planeta materializado, una divina nube, un océano, un divino sol, un cometa y hasta una criaturita humana; es por eso que escrito está, que mi divina herencia en todos está; que todos participan por igual, de mi divina añadidura; que todos deben ser divinos comunistas; es decir compartirlo todo, con sus hermanos de divina reencarnación; que sólo así se aplasta todo egoísmo material; de ser malamente, un exclusivo de su propia posesión; eso no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; es por eso, que no sobrevivirá; pasará la Tierra con su actual cielo evolutivo, más, mis divinas palabras no pasarán; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito así es: La humanidad terrestre cuida mucho pero con alevosía, su propia libertad individual; hace bién; pues el divino libre albedrío de cada uno, no debe ser tocado jamás; pero esto es divinamente valedero y eterno, cuando se cumplen mis divinos Mandamientos; pues los vivos del planeta Tierra, explotan la divina libertad; se enriquecen a costilla de ella; venden su propia conciencia; pues, en nombre de esa libertad, que no es libertad, sino libertinaje, provocan ríos de sangre; y se enriquecen vendiendo las malditas armas; sí hijo divino; así es; los tales lágrimas de sangre llorarán; pues el mundo que ellos ayudaron a sobrevivir, en medio de destrucciones, propias de su ambición, los destruirá a ellos; pues maldecidos por tí serán, hijo divino; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa el divino Juicio Final; es el ajusticiamiento, de los que han subyugado al mundo, con su maldita ambición; por arrebatarle la felicidad, a millones de mis hijos, del divino rebaño terrestre; sí hijo divino; así es: Como tus divinos padres solares te lo han puesto en tu divina mente; es el más grande egoísmo, creado por la maldita ambición humana; es así, que han hecho de esto, una carta de ciudadanía; han creado en las mentes de mis hijos, la monstruosa ley de que el mundo, no tiene otra salida, que no sea la maldita ley de la fuerza; sí hijo divino; así es: Ellos, con su roca de egoísmo, así lo han querido; se han enfrentado, con mi divino poder; avisados fueron, por siglos y siglos, por mis Sagradas Escrituras; ella les venía enseñando ser buenos; ser amorosos; les enseña no matar a sus semejantes; les enseña a compartirlo todo; sí hijo divino; así es: Ellos son acusados por tu divino Padre Jehova, de violar mi divina ley de amor; de causar las más grandes matanzas, que en planeta alguno, haya ocurrido; sí hijo divino; maldecirán mil veces el haber nacido; pues a las tinieblas se van; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues escrito está, que quien mata a espada, muere a espada; esto significa que todas aquéllas criaturas que por siglos y siglos, alimentan una filosofía contraria, a mi divina ley de amor, son juzjadas en su misma ley, que ellos crearon; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina corte solar, viene preparando, la divina lista, de estos demonios, que serán divinamente juzjados y maldecidos por tí Hijo Primogénito; sí hijo divino; así es: Las filosofías que no llevan mi divino sello de amor, filosofías demoníacas son; así se constituyó satanás; fué su propia maldita creación filosófica, lo que le llevó a rebelarse contra su propio Creador; tal como les a sucedido, a los demonios que construyen las malditas armas, conque se matan mis inocentes hijos; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; te digo por siempre jamás, porque los planetas tierras se cuentan por infinitos; cuando la Tierra suba de categoría galáctica, con el advenimiento de la divina resurrección de toda carne y la divina llegada del nuevo mundo, donde manará leche y miel, habrán infinitos planetas, que recién te conocerán, como el divino Primogénito Solar; sí hijo divino; así es: Eso se debe a que tu Santísima Trinidad, se encuentra tanto en el pasado, como en el futuro; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; escrito está que el Señor está en todas partes; en todos los tiempos, en todos los espacios, en todos los planetas, en todos los soles; en todo punto microscópico; en cada divina molécula; no sólo en los mundos de la carne, como lo es la microscópica Tierra; sino que en mundos constructores divinos de sus propias eternidades; y junto conmigo, están las Santísimas Trinidades de infinitos primogénitos; los que por divinas leyes solares, son asimilables a una sola divina intelectualidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que tú, hijo divino, demostrarás al mundo que eres el Cristo; el único que puede obrar sobre la naturaleza terrestre; sí hijo divino; así es: Esto significa que en gloria y majestad; más, te diré hijo Primogénito, que quienes creyeron en tu divino poder, sin verlo, glorificados serán en mi divino reino; pues tienen la divina fé, que mueve las divinas montañas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto es un sublime premio a quienes me buscan con la divina mente; con la divina imaginación; pues a todos se les impuso un divino olvido de sus propios puntos de partida; es por eso que la divina fé, mueve montañas; mueve y estremece al espíritu, acercándolo a sus pasadas exsistencias; y según el divino grado de fé, conque la criaturita trató de comprenderme, así será mi divina añadidura; pues cada uno, se hace su propio y divino cielo; es decir cada uno se transporta a su propia reencarnación; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; así es; tal como lo leo en tu divina mente; mi divina palabra encierra ciencia y divina moral evolutiva; pues ambas son divinamente inseparables; la divina moral ó divina guía, para las futuras acciones del espíritu, ya fueron dadas al rebaño terrestre; más, pisoteadas han sido, por la maldita ciencia del bién; producto de la filosofía del dinero; es por eso, que los autores y los imitadores de este árbol maldito, llorar y crujir de dientes tendrán; pues no sólo se condenan ellos; sino que arrastran a las tinieblas, a millones de mis hijos; pues les crean en sus mentes, filosofías pasajeras; que los alejan de la verdadera eternidad; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sólo el poder de satanás, puede dividir un planeta; y sólo el poder divino, puede anularlo; pues escrito está, que el demonio también sirve a su Creador; también satanás es probado; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el demonio también se constituye en fuerza filosófica; pero no es el creador del universo expansivo pensante; es sólo, un perturbador; un demonio que sólo desea ganar adeptos, para su maldito reino de soberbia; más, escrito está que será divinamente arrancado del planeta Tierra; pues la maldita roca del egoísmo humano, será reducida a una divina filosofía de niño; la misma, que le fué enseñada hace ya veinte siglos; y que por maldita ambición, se transformó en ramera; que comercia mi divina palabra; sí hijo divino; así es: Sucumbió también a la maldita ciencia del bién; maldita ciencia, de la que se ha valido satanás, para ilusionar a mis inocentes hijos; pues viven engañados; no tienen mérito ante la eternidad; pues satanás, ha logrado que una gran parte de la humanidad terrestre, me dé las espaldas; no me estudia; como divinamente fué escrito; no cumple mis divinos Mandamientos; que se pongan duros de corazón; que escandalizen; que todo se vuelva pasajero; siendo que mis divinas palabras, enseñan eternidad; sí hijo divino; así ha sucedido, y así los sorprenderá mi divina justicia; sorpresa que será el llorar y clamor de pueblos, a los que se les caerá el vendaje de la ilusión; sorprendidos serán; sorprendidos como la divina sorpresa que causa un ladrón de noche; sí hijo divino; así es y así será hasta la divina consumación de mi divina justicia; esto significa que tan pronto como te des a conocer al mundo, empezará la más grande revolución, en el espíritu humano; será tan inmenso que surgirá un mundo nuevo; donde no imperará la maldita fuerza; que tantas lágrimas a costado al mundo; será la esperada caída del demonio; pues todo tiempo tiene su plazo; todo es pasajero ante mi eternidad; todo desaparece ante mi infinito; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de lo siglos; tus divinos discursos, que te los inspiraré por divina telepatía, serán traducidos a todos los idiomas de la Tierra; lo mismo ocurrirá, con la divina Ciencia Celeste; que constituye mi divina añadidura, a la evolución terrestre; pues escrito está, que toda ciencia, es también divinamente premiada con mi divina añadidura; pues mi divina justicia, está en el todo sobre el todo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; así es; el Antiguo Testamento, es para juzjar a los espíritus de la antiguidad terrestre; y el divino nuevo testamento, lo es para la actual generación; pues escrito está que cada mundo tiene sus propias costumbres; su propia psicología de la que nadie puede evadirse; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo el mundo, leerá mi divina palabra, como jamás se leyó en época alguna en la Tierra; pues nadie quiere perder su alma; pues para entender la divina Ciencia Celeste, deberán leer también mi antigua y divina palabra; sí hijo divino; así es: de todas las revoluciones llevadas a cabo por mis hijos terrestres, tu divina justicia será la última; pues escrito está, que los humildes se imponen y ellos son los primeros, ante tu divino Padre Jehova; aunque en la evolución terrestre, sean mirados los últimos; y es por lo mismo, que los últimos son los primeros; pues quien está conmigo, primero es; pues el Señor está primero, por sobre todas las cosas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina Madre Omega, te guiará, en tus primeros pasos, en la divina levitación; pues todo brote de divino primogénito, es divinamente gradual, y proporcional al espacio y tiempo del respectivo tiempo del brote; siendo la divina telepatía universal que posees, el primer y divino fruto; pues, la única cosecha que perdura y sobrevive a todo, es la divina intelectualidad de cada uno; según como sea el grado de intelectualidad alcanzado, así es, el grado del fruto que se logra; y según como es el fruto, así es también mi divina añadidura; pues, como escrito está, por el fruto se conoce el árbol; significa que según como mis divinos hijos han cumplido con mi divina palabra, así me enaltecen y así tratan de ser un divino reflejo, de su propio eterno Padre; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sé hijito, que esta divina Revelación, te ha causado infinita pena; pues vienes observando por muchos años, que son contadísimos, los gloriosos hijos, que me buscan; que me estudian; que tratan de comprenderme; sí hijito; lo sé; pero no te apenes; ya volverán al divino camino; al verdadero camino, que debería haber seguido mi divino rebaño, hace ya veinte siglos; volverán hijo; pues hay un sólo camino, que conduce a mi divina resurrección de la carne; y ese divino camino es la divina intelectualidad; pues con ella tu divino Padre Jehova, creó y sigue creando, infinitos universos; sí hijo divino; así es y así será por siempre jamás; esto significa que todo hijo reencarnado, sólo me leerá a mí; pues esto ya fué divinamente anunciado, hace muchos siglos atrás; adorarás a tu Señor, por sobre todas las cosas; aún por sobre tu propia vida; sí hijito así es; tal como ves el mundo del futuro; por fín el mundo me adorará, según escrito está; ocurrirá después, de que esta humanidad terrestre, haya cumplido con la divina prueba de la explotación; pues ninguna criatura humana, ha escapado a ella; y los pocos que han escapado, malditos son; pues han rehuído mi divina ley, que dice: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente; sí hijito; me refiero a los prepotentes de tu mundo; a los que malditamente se hacen llamar reyes de la Tierra; pues con esto, violan otro de mis divinos Mandamientos; pues escrito está, que sólo exsiste un sólo rey de reyes, en el mundo celeste; y ese rey de reyes, es tu divino Padre Jehova; el único que dá y quita la vida; sí hijo divino; así es; yo pregunto igual: ¿qué pueden ofrecer los malditos reyes de la Tierra? ¿si ni saben de dónde vienen; ni a dónde van? y sólo terminan en un montón de carne podrida; sí hijo divino; así es; sólo tú, hijo divino, eres el rey; pues eres un divino Dios Solar; que con tus propios y divinos fluídos, construístes, la morada terrestre; en los lejanos soles Alfa y Omega; pues hay que ser dios, de sus propias creaciones, para llamarse rey; más los reyes terrestres, reyes de satanás son; pues olvidaron por conveniencia, los divinos consejos de la luz; pues antes de reencarnar, los divinos padres solares, les hicieron ver, las inconveniencias, a mi divino libre albedrío, el coronarse reyes, en un mundo pasajero; sí hijo divino; así fué y así será, hasta que se cumpla mi divino juicio, sobre estos demonios de la usurpación de mi divina corona; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que maldecidos por tí serán; y dignos de lástima serán; pues vagarán por el mundo, y todas las puertas se les cerrarán; sí hijo divino; así es; por estos demonios fuístes crucificado, hace unos instantes celestes; pues veían en tí, al salvador del mundo; y eso, a ellos no les convenía; pues perdían, sus malditos privilegios; tal como está ocurriendo en tu patria terrestre; donde un grupo de malditos, que se escudan en el divino sello de tu divina doctrina, tratan de asesinar al digno representante de mis hijos, del rebaño; más, no lo lograrán; así lo quiere tu divino Padre Jehova; así te lo prometí, hace años atrás; cuando conversábamos telepáticamente, del futuro que le espera, a tu explotado país; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; maldecidos serán; pues estos malditos, han explotado por tres siglos, a mi divino rebaño chileno; se han dado la gran vida, engañando a mis humildes obreritos; los únicos que tienen ganada, la divina entrada, en los Reinos de los Cielos; sí hijo divino; así será por los siglos de los siglos; por lo tanto, de ellos será, el llorar y crujir de dientes; lo mismo, para la maldita corte suprema de justicia; pues, son los mismos demonios, disfrazados de corderos; pues, es la misma calaña, de los tiempos romanos; buscan sólo el poder, para darse los placeres gratuitamente; sí hijo divino; así es: Esto significa que tu divina justicia, se extenderá, por toda la faz de la Tierra; pues todos son mis hijos; y cada cual recibirá, según sus obras; siendo el supremo premio, para todos, el haber cumplido mi divino Mandamiento: Te ganarás el pan, con el sudor de tu frente; sí hijo divino; así es: Esta divina ley del divino trabajo, es causa única y suprema, de mi divina justicia, en la Tierra; de ella nacen todas las virtudes, que adorna, todo espíritu; dependiendo de las propias acciones, que la criatura ejecutó en el planeta, el respectivo avance de cada virtud; pues de ello depende el divino grado de felicidad del espíritu; pues nada se regala; todo cuesta, en los infinitos mundos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; las divinas leyes guardan íntima relación de como se hicieron las cosas; de como tu divino Padre Jehova, ordenó el divino: Hágase la luz, y la luz, fué hecha; pues cada divina molécula que flota en los infinitos espacios, está divinamente saturada de ella; pues el Señor en todas partes está; sí hijo divino; así es: yo soy el infinito magnetismo, que sostiene los divinos mundos materiales é inmateriales; sin mí, nada exsistiría; por lo tanto toda divina justicia, nace de mí; del Padre eterno; del que hace y destruye; pues hasta la muerte es divinamente destruída; mi divina ley es para todos iguales; es decir, suponiendo que todos mis hijos, han cumplido, con mi divino mandato; Te ganarás el pan, con el sudor de tu frente; más, veo que la ambición humana, que todo lo corrompe, ha creado una filosofía, ajena a mi divina voluntad; a perturbado a mi divina justicia; la ha perturbado en forma instantánea; sí hijo divino; así es: Pues un segundo celeste de mi divina morada, corresponde a un siglo material, del tiempo terrestre; es por eso, que te digo que es en forma pasajera é instantánea; no por eso, se hará justicia; la habrá; y será la justicia más perfecta, que el mundo haya presenciado; pues el divino premio, es la misma eternidad, que se impone, a la misma muerte; es el divino Triunfo, de quienes cumplieron mi divino mandato; mandato supremo pues por él, el mundo me glorifica; por él, se glorifica el hijo; pues cuando los padres terrestres, cumplen con el divino trabajo, los hijos reciben tan sagrada herencia; más, cuando los padres violan mi divina ley, y explotan a sus semejantes, los hijos reciben é imitan, tan maldita herencia; como el pueblo más antiguo de mi rebaño, recibió la maldita herencia, é influencia, de los malditos dioses faraones; sí hijito; así es: Me refiero a mi primera semilla galáctica; me refiero al pueblo de Israel; al pueblo que elegí, para guiar, el divino rebaño; pero se embrutecieron; se volvieron roca del espíritu; pues comercian con mis divinas leyes de la vida; para ellos, sólo les importa el dinero; a cualquier precio; aún, haciendo uso, de la maldita fuerza; sí hijo divino; así es: Ellos son los seres más antiguos de la Tierra; y por ellos, se valió el demonio faraónico de osiris, de transmitir al mundo del futuro, la maldita semilla del llamado materialismo; maldita filosofía, que siempre me ha combatido; pues entretiene a mis hijos, y los aleja, del correcto camino, que les enseñan, mis divinos Mandamientos; ellos como criaturas antiguas del planeta Tierra, serán juzjados con más severidad; pues, tienen más experiencia de la vida; han renacido un mayor número de veces, que el resto de la humanidad terrestre; tienen mayor número de reencarnaciones; sí hijo divino; así es: escrito está, que quien posea mayor ilustración, más ejemplo de humildad debe ofrecer al mundo; pues con mayor severidad, será juzjado; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa, que todo orgulloso del maldito comercio, de la maldita ley de la fuerza, del maldito engaño religioso, juzjados serán, con infinito llorar y crujir de dientes; pues, cultivan de todo, menos la divina y verdadera humildad; es por eso, hijo divino, que escrito fué: Sobre esta roca de egoísmo, construiré mi iglesia; pues, ello significó una divina profecía, del futuro de la humanidad terrestre; significó que la humanidad sería endurecida en espíritu; nó, porque ella lo fuera; sino porque los guías que tuvo y tiene, son en verdad guías de ciegos; pues, no se han guiado, por sobre todas las cosas, por mi divina palabra; sólo me recuerdan, cuando les conviene; pues sus mentes, están en las pasajeras riquezas; que se han logrado, nó, por la divina ley del trabajo; sino, por maldita explotación; sí hijo divino; así es; y como este árbol filosófico, del que unos pocos viven a costillas de los demás, no es árbol plantado por tu divino Padre Jehova; de raíz será arrancado; y junto con él, todo los falsos árboles del Señor, entre ellos, la llamada iglesia católica; ó mejor dicho, la maldita secta vaticana; y junto con esta ramera, que no titubeó en ofrecer mis divinas leyes, al capricho del mejor postor; están también las demás iglesias; pues, estando la humanidad terrestre, desorientada, por causa de la maldita ramera, buscó el camino de la divina verdad por otros caminos; sí hijo divino; así es y así será hasta que no quede ningún árbol filosófico, que no sea de mi divina luz; así es y así será por siempre jamás; el divino camino a seguir en la vida, fué divinamente anunciado en mis divinas y Sagradas Escrituras; ellas representan mi divino libre albedrío, que corresponde a un divino pensar, del Creador eterno; mi divino libre albedrío, se desenvuelve en el divino tiempo celeste; pues escrito está, que el Señor está en todos los tiempos y en todos los espacios, que la mente humana pueda imaginar; el error de soberbia del género humano, se reduce a esto: Haber violado una vez más, mi divina determinación, de mi divino libre albedrío, de que mis hijos deben gobernarse en divina comunidad amorosa; pues para entrar en el Reino de los Cielos, se necesita pensar como un niño; pensar con alegría en todas las cosas; pues mis divinas leyes, representadas en la misma naturaleza, fueron hechas para que mis hijos, vivieran en perpetua armonía; más, la maldita ambición de unos pocos, violó mi divino pensar; la maldita filosofía del maldito dinero, es maldito producto de la maldita ambición humana; ella jamás hará unos niños, en el divino pensar, de cada uno de mis hijos; por el contrario; cuando dejan sus divinos cuerpos que usaron en la morada pasajera, sus espíritus llegan turbados, cargados de dudas; terrible incertidumbre, frente al porvenir; muchos llevan en sí mismos, una terrible nada; sí hijo divino; así es; los malditos culpables, de esta desdicha de mis inocentes hijos, son los creadores del materialismo; son los que poseen lo que es del César; lo mundano; la ceguera; la explotación; el desprecio al divino autor de todas las cosas; más, es más fácil que entre un divino camello por el ojo de una aguja, que uno de estos demonios, en el Reino de los Cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que los autores ó creadores de la riqueza, maldecidos serán; pues aún, llevando este imperfecto sistema de vida, siempre se viola mi divino Mandamiento; pues los explotadores, viven del trabajo ajeno; mi divina ley es que el trabajo es para todos; sin excepción alguna; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el divino Juicio Final, es para todo violador, de mi divina palabra; no es para los humildes; no es para mis hijos explotados; no es para los obreritos del Señor; no es para los que sufren en silencio, la injusticia de los hombres; mi divino Juicio Final, es para los orgullosos; para los soberbios; para los malditos políticos que enseñan a odiarse a mis hijos; que inventan filosofías, de maldito interés material; de los malditos falsos profetas del Señor; de los que fabrican las malditas armas; de los que forman malditas alianzas, cuidando mezquinos intereses, por dominar sobre el resto de mis hijos; de los malditos fabricantes de guerra; de los que se hacen llamar reyes del mundo; de los que comercian con mi divina palabra; de todos los demonios que en todas las épocas, han azotado a mi divino rebaño terrestre; sí hijo divino; de ellos será el llorar y crujir de dientes; así es y así será, hasta la divina aparición de la divina filosofía de niños; que traerá consigo, la divina resurrección de toda carne; el divino año del 2001; en la lejana y bendita India; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esta divina revelación, traerá inmensa confusión en el Occidente de tu planeta; pues es el Occidente, autor de la maldita filosofía, de la explotación del hombre por el hombre; es aquí, donde mis hijos, viven su calvario; es aquí, donde se burlaron de tu divina Escritura Telepática; es aquí, donde te crucificaron, en el pasado terrestre; es aquí donde se comen a mis inocentes hijos; se comen a los llamados animalitos; se comen a sus propios gérmenes, en divina y expansiva evolución; es aquí, donde surgirá el llorar y crujir de dientes; pues avisados fueron que no comieran carne; pues quien lo haga, se acorta su propia eternidad; no es resucitado; pues, mis divinos querubínes, no resucitarán a aquéllos que se han comido a sus propios hermanos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; los honorables Dalai Lamas, te verán tu divino corderito de la divina pureza ó divina Inocencia solar; lo verán en todo su esplendor fluídico; lo verán tal como tú lo vez y tal como conversas a diario con él; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; además, también me verán a mí; a tu divino Padre Jehova; también verán a tu divina Madre Solar Omega; la eterna y única madre de todas las criaturas; ella, al igual que tu divino Padre Jehova, tiene en la Tierra muchos nombres; pero no olvides Hijo Primogénito, que sólo se tiene una sola madre por cada exsistencia reencarnada; pues se renace en forma infinita, y la Santísima Madre Solar Omega, se asimila a todas; es decir, está en todas partes para recibir a sus hijos; que han abandonado momentáneamente, la divina morada solar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.
Escribe: El Alfa y la Omega