LISTADO DIVINOS ROLLOS
LO DE ARRIBA ES IGUAL A LO DE ABAJO.-
Significa que en todo el universo expansivo pensante, nadie es diferente a nadie; todos son divinamente creados de una misma ley común; pues escrito está que exsiste un sólo Dios nomás; pues en las lejanas galáxias a donde sueña llegar mi divino hijo terrestre, no exsiste la ignorancia y la desarmonía, conque los terrenales han convivido por siglos y siglos; haciendo caso omiso a mi divino mensaje de amor; que yo, tu divino Padre Jehova, puse en mis Sagradas Escrituras; sí hijo divino; así es y así será hasta la consumación de los siglos; las divinas y Sagradas Escrituras, fueron divinamente representadas en la sagrada Arca de la Alianza; cuya divina forma era rectangular; porque rectangular es aún la falsedad terrestre; pues la divina filosofía pensante, se mide en divinas ciencias celestes, con la divina geometría solar; geometría que fué creada por el mismo conocimiento solar; y es la misma que actúa divinamente, desde hace eternidades atrás; desde el divino y supremo instante, que tu divino Padre Jehova dijo: Hágase la luz, y la luz fué hecha; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el divino orígen de la divina Arca de la divina Alianza, salió de los divinos soles Alfa y Omega; padres solares del planeta Tierra; pues nadie es desheredado en el universo expansivo pensante; la divina Arca de la Alianza, fué un divino símbolo material, que correspondió a una antigua psicología terrestre; pues el divino entendimiento cumple leyes que la criatura terrestre ignora aún; pues aún no le es dado ver ni profundizar, lo que aún no se ha ganado; todo debe llegar, cuando la divina pureza lo exija; pues sólo la divina inocencia, puede lograr lo que parece imposible a todas las infinitas evoluciones; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; las divinas dimensiones de la divina Arca de la Alianza, corresponden a la divina vibración pensante, de la época pasada terrestre; y sus divinos querubínes que la compusieron, pidieron esa divina forma rectangular; pues ella representa el divino rectángulo solar; es decir la divina morada de sus propias ideas, que prometieron cumplir, antes de encarnar en los lejanos soles; donde se verificó un divino pacto filosófico; uno de los infinitos que se han escrito, y se escribirán en la divina Corte Solar; esto representó un divino avance intelectual para el género humano; pues de cada pacto filosófico, yo, tu divino Padre Jehova, otorgo mi divina añadidura; y mi divina añadidura, constituye el infinito; que se vá transmitiendo de sol en sol; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que para la eternidad misma, basta la divina comunicación solar; pues el divino magnetismo invisible aún para la criatura humana, se enlaza en la atmósfera misma de cada planeta; y este divino magnetismo es igual tanto como el de arriba, como el de abajo; esto significa que esto es valedero mientras viva la actual generación humana, y su modo de pensar; pues las divinas dimensiones de arriba y de abajo, no exsisten en el infinito; sólo exsisten en la divina inteligencia humana; la que varía según avanza su saber; avanza empleando el divino espacio y el divino tiempo; pues nada puede hacer el género humano, si no emplea espacio y tiempo; ni nada hará si no cuenta con sus divinos concursos; pues Alfa significa divino principio de todo lo que piensa; es decir la materia, y el espíritu; pues ellos son sacados del infinito mundo de la mente solar; la divina fuerza creadora expansiva y eterna; significa que todo es igual, al espíritu cuando abandonó el cuerpo; sólo sorpresa divina, encuentra el espíritu; sorpresa inaudita, de volver al divino lugar que abandonó momentáneamente; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; este divino encuentro con su propio y divino cielo, le causa toda clase de infinitos sentimientos; que también reconocen su propia morada; iluminándolo todo, caen en una sublime lacsitud, ó divina contemplación amorosa, que no se puede explicar en lenguaje humano; hay que nacer de nuevo para sentirlo; lo que en la Tierra se dice: Hay que morir para llegar al santo cielo; la divina diferencia está que la incertidumbre hace que el espíritu pensante, tema a la misma muerte; siendo que la divina muerte es divina ley de los mundos imperfectos; pues después de ella, se nace para volver a la divina eternidad; de donde se salió por un microscópico instante; es por eso que escrito está: Para ver el reino del Señor, hay que nacer de nuevo; pues el que nace de nuevo, trae consigo experiencia nueva; la misma divina experiencia, que prometió cumplir, en los lejanos soles; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que lo de arriba como lo de abajo, vuelve a su mismo punto de partida; pues hasta las infinitas medidas y divinas distancias, son criaturas pensantes; y como tal, tienen también su divino destino de llegada; esto significa que todo infinitamente todo, se reduce a su causa más simple; todo depende de la divina luz, que cada uno se conquistó para sí; pues del total de sus propias acciones, sale una divina intención, cargada de divinas experiencias; que dá por divino resultado, una divina jerarquía espíritual pensantes; constituyéndose en sí mismo, en su propio dios, de sus futuros universos pensantes; pues mi divina herencia solar-creadora la llevan todos, en sus propios espíritus, del divino universo expansivo pensante; significa que la divina rama que se encuentra en lo alto, es la misma del tronco, que nació chiquito, de abajo; siendo una diminuta semilla pensante y creadora; esto significa hijo divino, que la primera semilla galáctica, ó primera cimiente humana, no fué única en la eterna creación; sino que fueron muchas las ramas del divino tronco creador; pues nada se hace al azar; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que exsisten tantos planetas tierras, como multitudes de infinitas ramas hay; pues todos los mundos terrestres, han tenido y tendrán, un mismo y divino principio solar; todos fueron, lo son y lo serán, microscópicas semillitas, en constante evolución expansiva, que salieron de la divina lumbrera mayor; es decir salieron del divino Padre Jehova; pues Jehova significa en divinas Ciencias Celestes, jefe divino de la suprema hora; supremo y primero en dar vida, a los viejos y divinos troncos solares; pues a medida que crece una divina ramita, ésta, se hace divino tronquito; el que a la vez crea otras primeras y divinas ramitas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que nada se ha hecho sin tener divina relación con un divino pasado galáctico; un pasado en constante avance expansivo, del cual se formaron infinitos presentes; que se asimilan a uno sólo; pues las divinas leyes pensantes de la divina filosofía universal, del divino universo expansivo pensante, son todas vibrantes que tratan de llegar a su más alta vibración; y esa divina vibración soy yo, tu divino Padre Jehova; pues lo de arriba, que es mi divina vibración, es igual a lo de abajo; que es menor vibración; pero los de abajo heredan lo de arriba; y estando ya arriba, ven que lo de abajo, es igual que lo de arriba; pues hay que ser chiquitito y humilde para ser grande en el Reino de los Cielos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina Arca de la divina alianza, perteneció a un pasado de divino pacto filosófico; que tu divino Padre Jehova, pactó con sus hijos terrestres; pues los divinos pactos, son la divina escencia del mundo solar; que todo lo abarca en infinito é incesantemente expansivo; lo que al hombre humano le parece inmenso, no es nada ante el infinito solar; allí los divinos dioses de la sabiduría infinita, todo lo hablan por eternidades; el nacimiento y desarrollo de cualquier planeta del infinito, es sólo un divino instante de suspenso en el tiempo solar; la infinita distancia que separa a un mundo de otro, desaparece mirado desde el interior de los soles; pues mis divinas lumbreras de infinita sabiduría, todo lo penetran; comunicándose las divinas impresiones de sol a sol; pues ellos constituyen la Santísima Trinidad del universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que nada madura sin el divino concurso de ellos; pues desde la microscópica semilla humana, hasta los colosales mundos, han madurado, cumpliendo la divina ley; lo que madura arriba, igual madura abajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo divino planeta pensante, se comunica con las otras virtudes materializadas; pues ellas también poseen un divino libre albedrío, como el resto de mis hijos; ellos, los infinitos planetas, también son divinas individualidades, que empezaron siendo una microscópica semilla galáctica, en lejanas galáxias que ya no están; pues han ingresado a otras divinas formas de vida; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; en infinitos puntos del espacio, hay mundos que han entablado divinas comunicaciones galácticas; pues estos mundos han llegado a un grado tal, en su infinito perfeccionamiento; que una nueva y divina luz les llega; es mi divina añadidura, que en todas partes está; pues ella constituye las divinas dimensiones de mi divino fuego depurador; del cual salen infinitas vibraciones magnéticas, que saturan el infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; la divina arca de la divina alianza representa a la vez todo lo que el eterno Padre ha prometido a sus hijos de dimensión terrestre; pues el divino rectángulo, producto de los divinos soles Alfa y Omega, se ha convertido en el divino cuadrado, salido de la divina corona solar; esto significa que el divino magnetismo materializante, avanza en divino sentido geométrico y paralelo, a toda evolución humana; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que de este avance geométrico y paralelo a la evolución humana, surge la divina fuerza expansiva, creadora; cuya divina raíz, la constituyó la divina línea solar Alfa; y se complementó con la divina línea solar Omega; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; estas dos líneas solares, salieron de la lumbrera solar mayor; pues los soles Alfa y Omega, se fusionan y se hermanan, fluídicamente; constituyéndose ambos en el padre y la madre del divino principio del divino verbo universal; pues la Santísima Trinidad Solar, se asimilan a un sólo Dios nomás; pues la divina ley de divina atracción solar, es divinamente subordinada, a mi divino fuego depurador; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que escrito está, que lo que es del Padre es del hijo; esto significa que toda divina virtud es eterna; la divina madurez mental, crea también a la vez, cosas ficticias que le entretienen en forma momentánea; esto significa que es en realidad, lo que pertenece al Padre y al hijo; lo que es eterno; tanto arriba como abajo; el divino amor galáctico, de que está divinamente saturado todo espíritu, en su respectiva morada del cuerpo humano; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todo infinito amor se traduce en infinita filosofía pensante; y toda divina filosofía se convierte en divino fuego eléctrico-pensante; que en divinas Ciencias Celestes, se denomina fluídos solares; pues ellos representan fuerza amorosa salida de la Santísima Trinidad Solar; siendo la divina intelectualidad humana, la única filosofía de la eternidad; pues ella no perece jamás; al contrario, ella se vé divinamente aumentada, con mi divina añadidura; pues toda divina intelectualidad, es divino fruto del divino trabajo; pues escrito está, que quien no sea Hijo del Hombre, no es de mi divino fruto; ó divina filosofía intelectual, pues Hijo del Hombre significa hijo del trabajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; este divino Mandamiento es divinamente contrario a la maldita filosofía de los ricos; pues con ella jamás podrán entrar en mi santo reino; sólo las divinas filosofías, propias de niños podrán hacerlo; pues la divina filosofía de niños, es divino fruto que se conoce arriba como abajo; ni satanás puede contra ella; Lucifer vé en ella, a su propio y glorioso pasado galáctico; cuando él era un divino ángel de luz, con divina filosofía de niño; es por eso que escrito está: Por el fruto se conoce el árbol; significa que según la divina filosofía de cada uno, así satanás le distingue, si es de la divina luz, ó si es de las malditas tinieblas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; este divino fruto sólo se logra con el divino y honrado trabajo; pues así lo manda mi divino libre albedrío, en mis divinas escrituras: Te ganarás el divino pan, con el sudor de tu frente; cumpliendo mis divinos Mandamientos; que son los mismos, para arriba, como para abajo; pues mis divinas leyes son infinitas; ellas no conocen ni conocerán jamás, límite alguno; es por eso que divinamente se dice: Lo que es de arriba es de abajo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; el divino fruto es resultado divino, de todas las divinas virtudes, puestas en acción por el espíritu, que ha pedido un divino cuerpo; pues sin el cuerpo físico, es imposible que se constituya en su divino y propio artífice, de sus propios mundos ó galáxias; pues mi divina herencia exige, mérito propio en cada uno; y no explotación de unos pocos, sobre mi divino rebaño, que se dirige a la divina luz; pues mis divinas leyes, no son comerciales; pues la maldita riqueza, pone soberbio al hombre; lo aleja de mi infinito amor; y ello constituye la mayor tragedia a la humanidad; pues transmiten a sus hijos, lo que creen es una justicia; lo que hacen es desviarlos del verdadero fruto; alejarlos de la verdadera divina intelectualidad; creando malditas rocas de egoísmo humano; haciendo que mis hijitos del divino rebaño, se maten, peor que fieras; todo por la maldita ambición, de dominar empleando la maldita fuerza; la que condena al mundo, a las tinieblas; pues no hay cielo, en que ella entre; es por eso que ningún maldito rico, entrará en mi divina morada; pues ellos son símbolo maldito que tiene postrado a un divino planeta, llamado Tierra, en la infinita historia galáctica; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; todos los planetas, hijo divino, tienen su divina historia; historia que habla de todas sus luchas, por llegar a mi divina justicia; todas tienen unas Sagradas Escrituras que cumplir; pues en la inmensidad del espacio, es tan infinita mi justicia, que lo que es de arriba, es igual a lo de abajo; según la divina evolución terrestre que aún no comprende mi divino infinito; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo es divinamente común; tanto arriba como abajo; pues las pasajeras imperfecciones, no son tomadas en cuenta, en el infinito mismo; desaparecen sin gloria alguna; en el universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que ninguno que se proclamó único en la Tierra, entrará en mi morada celestial; pues el divino comunismo, que reina en mi divina morada, se lo impediría; siendo atraído hacia un mundo, donde la divina filosofía, sería la única exclusividad de sí mismo; es decir un planeta de peor condición espíritual, a la Tierra; pues cada uno se hace su propio cielo; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que ninguno de los que han violado mi divina ley de amor universal, entrará en mi divina morada; y es por eso que la llamada iglesia católica, cortada es de mis divinas galáxias de la divina luz; pues su maldita filosofía de ser la primera en maldita riqueza, hace que no sea un divino árbol plantado por mí; y sólo satanás se interesa por ella; pues allí, donde haya violación a mis divinos Mandamientos, allí estará el demonio; pues escrito está que la gran ramera, no tiene autoridad moral, para ser digna de mi divina añadidura; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.-
Nadie es desheredado.- Significa que todos son mis divinos hijos; que todos son divina parte de la infinita creación; que a todos les toca por igual; ya sea en la divina luz, ó en la maldita tiniebla; según el divino grado de mérito ó de falta cometida; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso que escrito fué: No pecar; pues quien peca, contra sí mismo lo hace; pues la divina contra, está en la misma naturaleza; está en la misma ley del pecado; significa esto que la criatura al pecar, se deshereda por sí misma; pues esto ya fué divinamente comprobado; cuando la divina Eva, cedió a la maldita tentación de la serpiente faraónica, en el paraíso terrenal; significa que la maldición provenía del pasado de la maldita serpiente; pues por una simple desobediencia, el eterno Padre Jehova, no maldice a sus hijos; sólo les advierte; pues mis hijos imperfectos, no ven el divino futuro; como lo vé tu divino Padre Jehova; pues lo que quiero decirte es que la intención oculta de la maldita serpiente, era y es llevar al mundo a una maldita filosofía, producto maldito, de la maldita soberbia; cuyo orígen se remonta a los divinos tiempos galácticos; cuando satanás, era un divino ángel de luz; pues escrito está que satanás es un divino ángel, en divina soberbia; esto significa que satanás posee una maldita filosofía, que no es árbol plantado por tu divino Padre Eterno; y de raíz será arrancado de este microscópico planeta Tierra; significa que el demonio es desheredado de la divina luz, por su propia voluntad; pues el demonio encabezó una maldita rebelión, en el mundo celeste; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que todo maldito, contagia a otra criatura; pues exsiste divinas leyes de magnetismo espíritual, que el hombre aún no conoce; la falta cometida por la divina Eva, es falta de divina desobediencia, en divina inocencia sorprendida; pues avisada estaba que no comiera del árbol de la ciencia del bién; me refiero hijito a la ciencia que partiendo de la maldita riqueza, dá placeres y entretenciones; hasta el grado de olvidar y aún renegar de su propio Creador; tal como le sucedió al ángel de luz, Luz Bella; en el lejano sol Alfa; es por eso que ninguna criaturita con filosofía de rico, entrará a mi divina morada; pues al igual que la divina Eva, avisados han estado por siglos y siglos; pues ninguno es desheredado; pero hay que ganarse el divino premio de la divina eternidad; así lo quiere tu divino Padre Jehova, y así lo quieren también, infinitas inteligencias, que pueblan el universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que para llegar a mi divina morada, hay que pasar por infinitos cielos; sólo la divina humildad, es la llave que abre mis divinas puertas; pues quien haya desobedecido mis divinos mandatos, es transportado al cielo donde le corresponde; según el mérito que posea; y la importancia que le dió a mi suprema ley: Amarás al Señor por sobre todas las cosas; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que de todas las herencias, mi divina añadidura es eterna; la que no perece; como perece la maldita filosofía de los ricos; que por un instante de ilusión acomodadiza, pierden su propia eternidad; llevando y transmitiendo a sus hijos, este maldito gérmen de perdición; pues por él, no pueden entrar a los cielos de la luz; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa que todo rico juega y se burla por su modo ostentoso de vivir, de mis divinos mandatos; el Padre Eterno todo lo sabe; sabe el divino pasado de cada uno de sus hijos; sabe lo que le conviene a cada uno; sabe el futuro de cada criaturita pensante; y desea lo mejor para ellos; sí hijito; así es y así será por siglos de siglos; es por eso que avisados están, una vez más; pues les quiero evitar todo arrepentimiento; no quiero que ninguno pase el llorar y crujír de dientes; pues cuando vean la abismante realidad, muchos ricos tratarán de suicidarse; tanto peor para ellos; no tendrán tranquilidad en ninguna galáxia de las infinitas que hay; pues sólo las tinieblas serán su eterno consuelo; esto significa que todo rico maldecirá mil veces haber nacido; maldecirá a sus propios padres; maldecirá todo su mundo de vanas riquezas; sí hijo divino; lágrimas de sangre llorarán; es por eso que este divino aviso es el último; pues escrito está, que la maldita filosofía de explotación del hombre por el hombre; sustentada por los malditos ricos, no pasará del año 2000; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos.-
Lo que es del Padre es del hijo.- Significa que toda divina conquista espíritual, sale del Padre; significa que los hijos son hijos en divina carne y espíritu; que el hijo lo es por el Padre; sin él nada es; que los divinos derechos son divina herencia infinita; nadie en el universo expansivo pensante, tiene la exclusividad, de mi divino amor; nadie jamás la tendrá; hasta satanás será vencido por mi infinito amor; pues soy el eterno Creador de todo cuanto exsiste; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que toda infinita ley que sustenta el infinito universo, es divinamente transferida a toda criatura pensante; pues todos somos divinos participantes del todo; unos con más saber, otros con menos saber; y todo en una infinita relatividad; pues ninguna ciencia de mis hijos es eterna, todas avanzan sin detenerse jamás; y jamás llegarán a una meta; la única meta soy yo, tu divino Padre Jehova; pues soy el más antiguo de todos; te hablo hijito de una infinita antiguidad; cuando aún no estaba el género humano; pues la vida humana es de ahora; no es más que un nuevo polvito, surgido entre infinitos más; pues nadie en los colosales mundos del macro, conoce la Tierra; ni la conocerá jamás; pues cada morada, ó dimensión sigue su propia eternidad; eternidad sólo interrumpida por mi divina justicia; pues periódicamente todos vuelven al lugar de donde salieron momentáneamente; a rendirme divina cuenta de todo cuanto han hecho; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que cada uno en particular, tiene su propio poder en la materia que le rodea; esto dá divino lugar a que la morada planetaria, influya en la criatura que la habita; pues escrito está que según es el habitante, así es la morada; y según la morada, así es el que la habita; significa que la materia se ha subordinado al espíritu; y el espíritu se ha subordinado a la materia; significa que todo es divino pacto filosófico entre materia y espíritu; pues la Santísima Trinidad es vida eterna, dentro de otras vidas pasajeras; significa que todo conocimiento se materializa; y vuelve a ser lo que fué, espíritu con divino libre albedrío; pero con infinitas determinaciones; determinaciones subordinadas a su propio poder espíritual, sobre la materia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; te daré hijo divino, la divina ecuación que explica como cada uno de mis hijitos, es el propio dios de su propia sabiduría; y como ésta domina su propia materia; Gérmen Terrestre; = una divina vibración solar de 3 líneas magnéticas solares del sol Alfa; = una diminuta semilla ó cimiente galáctica; = un divino hijo del divino sol Omega; = 3 divinas líneas solares vibrantes; en constante expansión evolutiva; = 6 líneas magnéticas fusionadas y hermanadas por eternidades infinitas; = un divino querubín con ideas propias é inocentes; = una divina galáxia en formación infinita; = un futuro ser humano entre otras infinitas criaturas planetarias; = un divino gérmen en divina acción expansiva; = un divino querubín, con microscópica brillantez de electricidad pensante; = un divino cúmulo de líneas magnéticas-espírituales, con libre determinación; = un divino ángel de luz de la divina categoría de ángel Azul, pues cada criaturita vibra en sus propias ideas, según el color de su propia atmósfera planetaria; = un divino querubín de divina ascendencia solar, de color amarillo pálido; = una divina y amorosa jerarquía de futuros niños; = un divino querubín con filosofía de niño; = un divino y futuro padre celestial de tercera categoría galáctica; = un futuro poder sobre la materia planetaria; = un divino Primogénito que se inicia primero;= un divino y abismante poder sobre la materia terrestre; la primera fé que mueve montañas y abre las aguas; = un divino infante de Dios en Jehova; = una Santísima Trinidad encarnada; = un infinito de conocimiento, en constante rotación y expansión; = una divina jerarquía de padre solar; = un divino Primogénito Solar; = La Santísima Trinidad encarnada y materializada, según escrito estaba; = una divina Ciencia Celeste que todo lo explica; = un divino Consolador según Sagradas Escrituras; = una divina sorpresa a un mundo materializado en peligroso grado; = una divina Revelación esperada por siglos y siglos; = Jesús de Nazareth; = Juez de razas y naciones; = una divina y nueva cimiente solar en la Tierra; = total derrumbe del materialismo terrestre; = una nueva y divina filosofía universal; = Gobierno Patriarcal en el planeta Tierra; = divinas reencarnaciones en el planeta Tierra; = un abismante mundo que viaja a otros mundos; sí hijo divino; veo que esperabas otra divina ecuación; una ecuación en que entran esos complicados números terrestres ¿verdad? así es divino Padre Jehova; tú me has leído mi divina mente; así es hijito; la ciencia terrestre hijito, es divino producto de su propia inteligencia; y grande es ante mí; pero mi divina añadidura, es divino producto de mi divino libre albedrío; y es mi divino libre albedrío, el único que puede explicar a la criatura humana, su propia eternidad; pues escrito está, que sin el poder de su propio Creador, nada puede en cuanto a su propia eternidad se refiere; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijito, que en virtud de mi divino libre albedrío, de Padre creador, es que empleo mi propio sistema de divina explicación; tal como el hombre emplea el suyo, en su propia ciencia; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; mi divina voluntad todo lo puede; más, yo elijo el divino medio que más convenga a mis divinos hijitos encarnados; siempre dejo divina oportunidad, a sus mentes, para que busquen, investiguen, estudien y perseveren; pues de otro modo, ninguno de mis hijitos tendría méritos ante mí; si yo, tu divino Padre Jehova, les diese todo listo, te aseguro hijito, que se detendrían, por infinitas eternidades, en su propio planeta; se eternizarían, en su respectiva categoría, ó divina jerarquía espíritual; sí hijo divino; tenlo por seguro que así sería; por lo tanto, debes irte acostumbrando, a mi divino modo de explicar mi divina creación; es por eso hijo divino, que las Sagradas Escrituras, fueron escritas por divinas parábolas; pues así lo quise yo, tu divino Padre Eterno; lo quise así, para que mis hijos terrestres, sacaran sus propias conclusiones; para que hicieran progresar todas sus infinitas virtudes pensantes; para que progresaran la divina intuición; la divina paciencia; la divina concentración; la divina tenacidad; la divina razón; la divina discriminación; el divino discernimiento; el divino respeto etc, etc, y todas las infinitas virtudes que acompañan al espíritu, desde su divina salida de los lejanos soles; pues son estas mismas virtudes pensantes, las que juzjarán al espíritu humano; cuando le toque rendir divina cuenta de sus actos; pues las divinas virtudes encarnaron con él, para progresar en el infinito universo expansivo pensante; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; es por eso hijito, que fué escrito: No sólo de pan vive el hombre; pues junto con él, siempre ha tenido, a estos dulces compañeros, que brillan como divinos rubíes; pues si la criatura humana, los viera con sus ojos carnales, se le paralizaría su propio corazón; pues son de una belleza tal, que nadie los resiste; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa que todo lo que es del Señor, es también del Hijo Primogénito; pues Primogénito, significa el primero en todo, en mi divina añadidura; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; sí hijito; veo que no te agrada que se hable de tí; pues nadie es profeta en su propia Tierra; pues los que conviven contigo, no te creen el Cristo encarnado; a pesar que tú se los anunciástes; más, cuando vean a los Honorables Dalai Lamas, en tu divina y humilde pieza, se llenarán de temor; pues oportunidad tuvieron de ser los primeros en creerte; más, ellos así lo quisieron; pues ciegos están, por sus malditos negocios; pues más tarde, ellos mismos los maldecirán; pues se les caerá el vendaje, que por propia ambición se pusieron; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; esto significa hijo divino, que habrá muchas clases de llorar y crujír de dientes; pues las divinas virtudes, así lo demandan en su divino conjunto; pues algunas han progresado, y otras han decaído, y otras están por el olvido; y según el grado de sentimiento de cada una, así es como la divina individualidad se estremece; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; también significa que mi divina añadidura es divinamente proporcional, a las buenas obras, que cada criatura, ha hecho, en su vida encarnada; entendiéndose por ello el mayor desprendimiento, que hizo en bién de sus hermanos terrestres; pues escrito está que si alguien te golpea una mejilla, preséntale la otra; esto significa que siempre hay que ser caritativo, aunque nos paguen con el desprecio; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; pues todo será pesado; no sólo lo que el espíritu humano conoce por materia; y no sólo, por lo que su mente entendió lo que creyó era la vida; sino que también infinitas inteligencias, que en forma invisible, le rodean y le acompañan, desde que se desprendió desde los lejanos soles; pues todos encarnan divinamente y prometen mejorarse; pues mi divina ley para todos es igual; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos; significa también que así como doy, así también quito; pues todo en el mundo celeste, se reduce a divinos pactos filosóficos; vigilados y observados por tu divino Padre Jehova; pues exsiste el divino acuerdo en todo; pues tu divino Padre Eterno, siempre ha confiado el divino poder a sus hijos; para que vayan preparándose, para gobernar sus propias galáxias; pues lo que es del Padre es también de los hijos; esto significa que para convivir en divina felicidad eterna, es necesario desprenderse, de lo que es demasiado cariñoso y atractivo; pues de lo contrario el poder se corrompe y se termina por perecer; como han perecido en la Tierra, todos los poderes que han violado mi divina palabra; así también perecerá la maldita roca del egoísmo humano; que ha permitido que mis hijos inocentes, sean explotados, por un maldito grupo de demonios ambiciosos; sí hijo divino; así es y así será por los siglos de los siglos
Escribe: El Alfa y la Omega